Llega a Burundi el contenedor con ayuda humanitaria enviado desde Asturias

La ambulancia donada por la Fundación del Transporte Sanitario de Asturias en Bujumbura.jpg

100 días. Ese es el tiempo que ha transcurrido desde que a finales del mes de febrero partiera del puerto de El Musel, en Gijón, el barco Fesco Askold con un contenedor de cuarenta pies -12 metros de largo- en el que viajaron una ambulancia y más de 4.000 kilos de ayuda humanitaria, hasta su llegada a la aduana de Bujumbura, en Burundi. El transporte de esta mercancía, organizado por la asociación SOS Burundi, no ha estado exento de dificultades y complicaciones pero finalmente ha llegado a destino.

Voluntarios de esta asociación gijonesa que lleva varios años aportando recursos económicos y material sanitario y educativo, viajarán a Burundi a finales de la próxima semana para coordinar la distribución de la ayuda y tratar de establecer nuevos convenios de colaboración con este país africano, uno de los más pobres del mundo en donde el 56 por ciento de los niños menores de 5 años presenta desnutrición crónica, según las últimas cifras que maneja Unicef.

Durante su estancia en Burundi, los voluntarios asturianos visitarán el Hospital de Ntita donde prestará servicio la ambulancia de la marca Mercedes, modelo Vito, donada el pasado verano por la Fundación del Transporte Sanitario de Asturias fruto del convenio de colaboración que firmó la entidad con SOS Burundi. Será el segundo vehículo de estas características que se envía al hospital de esta zona rural del centro de Burundi donde Fernando Fueyo, presidente de honor de la asociación, capellán del Sporting y párroco de San Nicolás de Bari en el barrio de El Coto, ejerció de misionero en la década de los setenta. También en Ntita, en el Colegio Santa Cruz, se procederá a la entrega de 34 bicicletas nuevas a otras tantas alumnas de la escuela fruto del compromiso adquirido por SOS Burundi con el Ayuntamiento de Gijón para llevar a cabo un proyecto de género, el primero de estas características que se lleva a cabo en el país centroafricano.

Además, SOS Burundi coordinará la distribución del resto de material sanitario y educativo, junto a ropa, mantas, abrigos y ordenadores –en total, 145 cajas- y más de medio centenar de bicicletas facilitadas por el Real Grupo de Cultura Covadonga para un segundo uso tras acordar con la Fundación Asturiana de la Energía y el consistorio local su cesión a esta iniciativa solidaria, que se repartirán entre la población más desfavorecida de zonas como Gitega, Muyuga o Rabiro.

SOS Burundi ha conseguido el envío de este contenedor gracias a la ayuda del Ayuntamiento de Gijón, la Federación Asturiana de Fútbol, el Real Sporting de Gijón, el Club Arenal, la Farmacia Pajín, la parroquia de San Nicolás de Bari en Gijón, el Colegio San Vicente de Paúl de Gijón, la Fundación del Transporte Sanitario de Asturias, el Real Grupo de Cultura Covadonga, la agencia de comunicación y servicios periodísticos Soma Comunicación, la Fundación Asturiana de la Energía, Carrefour y la Cámara de Comercio de Oviedo, por citar algunos.

Así recoge la noticia la prensa local: